Monday, November 06, 2006

La modernidad insustentable v/s la sustentabilidad del poder en el saber y de la voluntad de poder que es un querer saber

La lucha del hombre contra el poder,
Es la lucha del hombre contra el olvido.
Milan Kundera

Este es un escrito que en su forma y contenido plasma un enriquecedor conocimiento, Leff aparte de ofrecernos un análisis y critica hacia la modernidad y su racionalidad económica y de dominación y su propuesta y transformación de una racionalidad nueva basada en la sustentabilidad del poder en el saber, ante el desconocimiento del conocimiento, generador de la crisis ambiental, también en su forma ofrece una lectura provocadora, crítica y al mismo tiempo llega a hacer un poco nostálgica y hasta un poco poética.
El declive del imperio de la razón (racionalidad económica, política, social) en el que el hombre había apostado su mundo, su vida, su ser, es el desencanto producido en la época posmoderna que basa su principal crítica contra el proyecto de la Ilustración, cimentado en conceptos como el desarrollo y el progreso en la ciencia y la tecnología. Ante este desencanto se discute sobre el fracaso total de esa panacea. La crisis en la que está es producto de la crisis del propio pensamiento occidental, que fragmento al ser y al mundo en sí, bajo una lógica de dominación y control justificada en un supuesto avance modernizador. Frente a la conciencia generada por la crisis ambiental, la racionalidad económica se resiste al cambio, induciendo una estrategia de simulación y perversión del discurso de la sustentabilidad
El reemplazo de la razón por la subjetividad, por el ser, por los sentidos, y en esta dinámica la otredad funge un trabajo importante, ya que el yo integrado, deviene en pluralidad, en diálogo con lo otro. En multiplicidad.
Con este contexto de desilusión se habla del fin de las grandes utopías y de la desconstrucción de aquellos conceptos, sistemas, procesos y en suma de la ontología y epistemología, es decir se cree en la necesidad de elaborar nuevos paradigmas del conocimiento y nuevos saberes para construir otra realidad social.
Leff igual que varios de los autores que cita como Lipovetzki, Budrillard, Levinas parten de este desencanto y critica el gran proyecto civilizador de la modernidad. Y en este planteamiento uno de sus principales aportes es precisamente, en el que a partir de la critica a la racionalidad que produjo crisis ambiental, más que ecologizar a las diversas áreas del conocimiento plantea desconstruirlas ya que parten precisamente del paradigma ontológico y epistemológico que está criticando. Ya que de no hacerlo así seguiría reproduciendo esta lógica, pues que el discurso del desarrollo sostenible se inscribe en una política de representación que constituye identidades para asimilarlas a una lógica, a una razón, a una estrategia de poder para la apropiación de la naturaleza como medio de reproducción. El planteamiento de Leff es más que crítico, proposititvo, integrador y plural, ya que parte del análisis de la crisis ambiental y de la critica al neoliberalismo al discurso de la sostenibilidad que aparece como un simulacro que niega los limites del conocimiento para afirmar la carrera desenfrenada hacia la muerte entrópica y hablar así de la necesidad de replantear una nueva racionalidad social, planteando la reapropiación de la naturaleza, del ser, del poder ser. En este sentido es que es propositito, y digo integrador, ya que es a través de esta postura y propuesta que lleva a un plano más que particular dicha transformación, sobre todo en el asunto del cambio desde el propio sistema de conocimiento, obviamente generado por la racionalidad dominante y en el que analiza más conceptos relevantes para la nueva racionalidad social, como la identidad, y el género, y proponiendo un modelo holístico. Digo plural, ya que como posmoderno habla de una multiplicidadad de sentidos en la interpretación de lo real dándole cabida a todas ellas, donde la racionalidad ambiental desencadena una revolución del pensamiento, un cambio de mentalidad y así una transformación del conocimiento, llegando así a la reposición del ser en el saber .
Por ello digo que este es un trabajo integrador y amplio, pues lleva al hombre mismo a reposicionarse y reapropiarse de su mundo, ha transformar los real que ha tecnologizado economizado a éste. Para generar un conocimiento del hombre, de la naturaleza, y de la relación de los dos. Leff nos invita a despensar y replantear nuestra relación con lo otro, que más que llegar a un simple programa ambiental, nos lleve a un nuevo imaginario de lo natural y lo social integrados. A dejar atrás el desconocimiento del conocimiento, e conocimiento que no sabe de si mismo y a buscar un nuevo saber marcado por la diferencia, un saber que cuestiona, problematiza, que encuentra su arraigo en el ser

Monday, October 23, 2006

Más que una fuerza multiplicador: Sinergia…
Por supuesto que hay infinidad de ejemplos donde observamos que la cooperación humana es sinergética, pues dos cabezas piensan mejor que una. En las comunidades pequeñas podemos observar esto directamente en el tequio o trabajo comunitario, y Escobar en su artículo, de la sociedades negras de Colombia vislumbra esto mismo, por lo que habla del control social del territorio basado en una práctica local y abogando por los derechos colectivos —parte de una simbiosis—, y en este proceso opone dos lógicas la de la racionalidad económica y la racionalidad ecológica en la que se establecen como necesidades primordiales los principios locales de autonomía, conocimiento, identidad y ecología. Y es donde se puede observar que a nivel comunidad esta simbiosis generada a través del conocimiento colectivo de la comunidad sugiere un tipo de cooperación y organización que es sinergética. Pero cuando establece otras relaciones de carácter externo el asunto se complejiza a tal término que esa simbiosis ya no es tan ideal, ni plantea la evolución cultural de la que habla Corning.
Creo coincidir con Corning cuando habla de la sinergia como esta capacidad social de promover y realizar trabajos en conjunto dirigidos a fines colectivos, donde el uno es socialmente cohesionado y desdibujado ante el todo, —el todo visto como más que la suma de sus partes—, pero cuando plantea a través de ello una evolución cultural, me parece que deja de lado otros elementos, suponiendo el carácter intrínseco de la evolución por la fuerza sinergética como tal. Dejando un hueco al hablar de las causas por las que se produce la sinergia, y colocando al altruismo como una de las razones fundamentales. De allí que su propuesta sea como lo dice él mismo, un tipo de modelo tomado hipotéticamente, pareciendo ser más que un modelo científico, un conjunto de buenas deseos que se queda en el asunto del deber ser.
Es cierto que debiéramos de retomar este concepto de sinergia para poder llevar a cabo por ejemplo la multidisciplinariedad de las ciencias, y sobre todo en la división de las ciencias exactas y las ciencias sociales, pero hasta en esta cooperación y forma de organización se hace difícil la concepción de dicha unión, a través de la sola idea sinergética de efectos multiplicadores.
La identidad y la autonomía son conceptos que nos refieren a organizaciones socialmente diferenciadas hacia fuera, pero cohesionadas hacia su interior, es decir sinergéticas, pero tal capacidad de organización va más allá del simple hecho de la cooperación y más aún de la noción de altruismo, por tanto como dices Ron esto es el resultado más que de un simple efecto multiplicador de fuerzas. El concepto que nos proporciona Corning es interesante, pero corto para poder explicar a través de él, la evolución cultural (y sobre todo si se ve a dicha evolución de una manera lineal e intrínseca) del sistema mundo, por lo menos como lo plantea Wallerstein. En su recorrido histórico que se da a través de un cúmulo de fuerzas sinergéticas en algunos casos opuestas entre si (por ejemplo los movimientos antisistemicos).
Pro último y para hablar de la unidad de análisis vista como concepto para observar la realidad, —nótese que no hablo aquí de la manipulabilidad de la realidad, al ser clasificada, sino vista sólo como una estrategia metodológica— creo que no se trata de decir si éste es un grupo sinergético o no, sino más bien se parte de ello, (ausencia o presencia) para platear, el cómo, el por qué, el para qué y el dónde de la fuerza sinergética. Allí creo yo estaría lo relevante del concepto.

Saturday, October 14, 2006

Una de las características para realizar una investigación predispone hacer una delimitación espacio-temporal, ya que tal unidad de análisis sirve de guía y a la vez de marco teórico para no perdernos en los objetivos y en la hipótesis que se plantea en un inicio. Es un proceso igual de importante, como el de establecer el método y el marco teórico, de hecho van a la par, pues dependiendo de qué es lo que queremos analizar es que se tomarán tales o cuales métodos. Y es en esta dialéctica del método y el marco teórico que se encuentra la delimitación del espacio y del tiempo.
En este sentido Wallerstein toma a esta ‘unidad de análisis como un grupo particular con dimensiones espaciales y temporales bien definidas, es decir, como un ‘sistema histórico’. Ya que plantea su análisis en términos macro-sociales, retomando el método sistémico, que parte de la perspectiva de dividir en grandes bloques, llamados sistemas a los componentes económico, político, social y cultural. Organizados de manera horizontal por la vertiente histórica. Por ello es que su propuesta del sistema-mundo elimina según él, la perspectiva de hacer un análisis en términos de estado-nación, ya que éste queda derrumbado ante la nueva perspectiva histórica del autor, que busca entidades de mayor alcance. Ve la formación del estado como una unidad delimitada que prohíbe ver más allá, y a la cual analiza sólo en términos de ideologías. Dice que los estados modernos no son un marco referencial dentro del cual se ha llevado a cabo el desarrollo histórico. Así destituye las producciones locales por las mundiales, habla de la internacionalización y de las relaciones y culturas mundiales. Hace un análisis de estas transiciones por ello es que su unidad no es el estado-nación, ni la región, ni el municipio, ni la comunidad.
A los ejemplos puesto por Ron sobre la delimitación espacio temporal (sistema-mundo, estado-nación, región, municipio, pueblo, comunidad), yo anexaría otro, que es expuesto por Calixto Guiteras en su libro: Los peligros del alma. Visión del pueblo Tzotzil. Esta etnografía es realizada en torno de una sola entrevista a un chaman, en este sentido, mi pregunta es que sí en términos teórico metodológicos, esto es posible, y sobre todo plantear que a través de dicha entrevista se esboce la visión de un pueblo, del pueblo Tzotzil.
¿Qué implica esta sugerencia para la investigación antropológica? Pues plantea que el antropólogo y no sólo desde esta área de las ciencias, debe tener bien claro su tema de estudio y lo que pretende realizar de él. La relevancia de estas unidades, es precisamente que vistas como conceptos, son utilizados para observar una realidad y la forma en que se accederá a la información y los conceptos claves que se estudiaran. Es un desmembramiento de la realidad social en pequeñas partes que como rompecabezas vamos uniendo. Y en la que de acuerdo a nuestros objetivos es que, vamos abordando.
Por ejemplo hablar del pueblo Chol, es hablar no sólo en términos de comunidad, o municipio (Tumbalá, Salto de Agua, Sabanilla, Tila, Palenque) sino de relaciones también interestatales (Tabasco y Campeche) e incluso ya, internacionales. Pero ¿qué de todo ello, es lo que abordaré?, claro que este grupo esta inmerso ya en un sistema-mundo, y al ser un pueblo migrante está sujeto a nuevas relaciones y culturas mundiales. Y por supuesto también que tiene una historia (agraria, étnica, política). Pero uno no puede en términos metodológicos abarcarlo todo, de allí la delimitación. En este sentido, si bien trato de contextualizar al pueblo chol en términos históricos, la establezco como una comunidad de migrantes a Tabasco, “Noipac”. Sé que pudiera hacer un análisis regional del pueblo chol y sobre todo de las nuevas construcciones sociales que éste ha hecho en otros estados de la república, (Tabasco) pero por cuestiones de tiempo, de metodología, el tema se reduce a una sola comunidad que retoma los aspectos que como etnia y como migrantes traen para la construcción de su nuevo espacio, (como lugar de vivienda y como espacio sagrado).

Saturday, September 30, 2006

Sistema-Mundo

La secuencia de las lecturas manifiestan por un lado, el análisis en dos dimensiones el local y el global—permeando entre estos y con una presencia significativa para la antropología, el carácter individual—, y por otro dos perspectivas, la diacrónica y la sincrónica. . Wallerstein ofrece un tipo de hilo de Ariadna, para poder unir las dos primeras dimensiones, a través de un enfoque sistémico, en el cual de manera general plasma actores, acciones y superestructuras, que ejemplifica en forma de sistemas que interactúan y se modifican entre si, poniendo al sistema económico en el centro de su análisis.

Y si bien plantea dentro de su sistema-mundo las superestructuras haciendo un estudio macro-social e histórico, con un énfasis directo en la forma de organización a través del uso legitimo de la fuerza, como lo dice Max Weber —poder, para regular los asuntos de estado— sugiere en este devenir una lucha entre mayorías y minorías, a éstas últimas no las desdibuja, aunque sólo las nombra como parte de los movimientos antisistémicos, dejando abierta la discusión al final de su análisis sobre dos conceptos fundamentales que según él, plantearán una nueva discusión en la creación del nuevo sistema-mundo: la libertad y la igualdad de las mayorías y de las minorías. La primera “Representa los derechos de todo individuo y grupo para intentar lograr sus objetivos en todas aquellas áreas en las que no hay justificativos para que la mayoría imponga su fuerza sobre los demás” (Wallerstein; 2005:120)

Por ello digo, que aunque este es un estudio macro, no cierra las puertas a lo local, ya que a partir de cada macro-sistema se encuentran pequeños sistemas que si bien se reproducen autopoieticamente, también están sujetos al contexto global, interactuando desde sus lugares de origen —y no sólo es a través de nuevos espacios virtuales, con el uso de la tecnología de la información como lo cita Castells, que está modificando la base material de la sociedad a un ritmo acelerado, sino a través de una interacción directa, por ello no puedo hablar de una victimización o ausencia de estas minorías en el sistema-mundo, un ejemplo claro son los casos de Oaxaca o Chiapas donde minorías en lucha manifiestan sus objetivos ante las mayorías empoderadas.

La historia misma que nos refiere Wallerstein, cita ejemplos esclarecedores que hablan precisamente del proceso por el cual diferentes sectores de la sociedad se han pronunciado y se han hecho presentes en el escenario mundial, como son las mujeres y lo étnico, ahora pongo en el debate a otras minorías: la de género y los discapacitados —tómese en este sentido también a los niños y ancianos que dependen de un adulto—.

Saturday, September 23, 2006


La forma en que Jacorzynski propone el término persona es precisamente para intentar resolver el problema entre la realidad social y las construcciones que formulamos de ésta, es decir, ¿Cuándo termina la construcción y que relación guarda con el otro real? Para que sirva como puente entre los subjetivo y lo objetivo, y hacer menos borroso el concepto de otro y su dialéctica. No llega al grado de la individualización del objeto, y menos lo descotextualiza de su ser social, lo que se puede cerciorar en el ejemplo de Trifena, donde el autor alude tanto a los hechos como a las interpretaciones de los distintos actores y del contexto. Auxiliándose del concepto wittgensteiniano “ver como”.
La interacción colectiva, y la misma forma de entender como es una persona un ser social, la encontramos en el contexto en que se encuentre inmersa, según su rol social, es decir, ver como…Estoy de acuerdo con que hemos dejado atrás el determinismo económico y esta idea utilitarista. La posición planteada por Benkler en relación al altruismo de la sociedad en el internet es un aspecto que deja abierto, para discutir sobre éste como ese espacio de creación, pero también de manipulación, que enfrenta dos lógicas: la del usuario y la del productor, relación que necesita ser regulada no sólo por fines político-económicos sino también por la misma producción social.

Friday, September 15, 2006

Qué de la etnografía?

Plantear al objeto de estudio desde el paradigma de la antropología: como el nativo real estandarizado, pasivo que está a la espera, sin que éste sufra algún cambio a través de su devenir histórico es un error a todas luces, que pone de manifiesto un objeto estático, regresando a la mitificación de éste. Y niega a la cultura observada en términos de espacialidad y temporalidad, la cual va modificándose a través del devenir histórico, y reajustándose a los nuevos momentos.

Partiendo de este hecho de ver a la cultura en términos de espacio y tiempo es que se puede vislumbrar como lo dice Jacorzynki, La existencia de las comunidades y personalidades múltiples que no sólo borran fronteras fijas entre éstas, sino que vuelve todo el concepto tradicional de cultura algo obsoleto. Sólo sumaría a este comentario algo que planeta Bofil Batalla a cerca de la cultura. Cuando dice que “su cultura particular autónoma, les permite enfrentar a los nuevos datos que se presentan en su mundo y adaptarse a la nuevas circunstancias”. Por ejemplo para estudiar al grupo indígena Cho’l, se debe partir del hecho de que es uno de los grupos étnicos con mayor grado de aculturación que hay en el país, y por tanto con una realidad cultural diferente a décadas pasadas.

La etnografía por tanto debe reajustarse a estas nuevas necesidades y tomar en cuenta las nuevas variables que se han manifestado a través del cambio social en tiempo y espacio. No partiendo de que el nativo se encuentra a espera del etnógrafo o que es el etnógrafo el qué construye la realidad que quiere estudiar. No adaptando posturas radicales autoritarias, o tomando una voz pasiva ante el objeto de estudio. Y si la etnografía es el encuentro con el otro, este encuentro debe reajustarse a las nuevas reglas planteadas por los dos actores fundamentales del texto: el etnógrafo y el objeto de estudio. Éste primero parte de prejuicios teóricos, y no puede ni debe olvidarlos a la hora de plantearse una investigación, y el segundo, está en constante cambio de su realidad cultural. Es aquí que una de las paradojas más importantes es ¿en qué momento termina la construcción que del objeto hace el sujeto de estudio y qué relación guarda con el otro real? Y ¿Qué tanto alteramos o no la realidad social del otro real? Que puede ir más allá del propio estilo literario, e intereses científicos a preceptos morales y éticos de la profesión.

Y si la Ciencias Sociales tienen como fin la compresión de los seres humanos quienes a su vez tratan de comprender la realidad de su entorno, es que tales paradojas toman mayor importancia, puesto que más allá de que los escritos etnográficos sean tomados como ciencia ficción, o como textos de textos, hay que llegar a comprensión de las construcciones que deben partir de los hechos mismos.

Thursday, September 07, 2006














La siatucaión actual de la antropología y del Atropólogo...
Una forma sencilla para ejemplificar el estado científico y de interés en el que se encuentra la Antropología, es echándole un vistazo al CIESAS-SURESTE con la generación 2006-2008. Digo esto porque si bien la Antropología como ciencia diferenciada la podemos encontrar a finales del siglo XIX, y con un énfasis de interés en comunidades no occidentales y con un campo de acción delimitado. En la actualidad y poco a poco se ha ido convirtiendo en una ciencia aplicada ya que sus investigadores están trabajando aspectos variados como la Educación, Política, Ecología, entre otras. Además de que los espacios de análisis se hayan diversificado a lugares de carácter urbano.

Debido a lo anterior es que el papel del antropólogo es ahora más complejo y heterogéneo, de allí que éste se movilice y comparta créditos con un equipo de trabajo interdisciplinario que le permita abordar un panorama más completo de la situación social que le interesa. Lo que ofrece trabajos con mayor calidad y resultados más prácticos que beneficien directamente a la población.


La construcción de...

Dos años de trabajo se dicen fácilmente, al vivirlos se complejiza su existencia, y al finalizar la realidad de lo que sucedió nos termina rebasando, pues el verdadero trabajo se encuentra después, cuando se tienen las armas que en un principio consideramos necesarias para trabajar con lo que ya nos habíamos comprometido. He aquí que el análisis de los objetivos académicos, profesionales y personales vayan a la par de este compromiso.

Cada persona hará su contribución a esta tarea desde el rincón, aula, comunidad, gobierno, sociedad civil, movimiento social, y desde su respectiva actividad: educar, organizar, transformar, gobernar, entre muchas más.